Jamie T – Carry on the Grudge

jamie-t-carry-on-the-grudge

¿Dónde ha descansado la crudeza y energía de este jovenzuelo del suroeste de Londres? Poco importa, mientras escriba con veracidad y acompañe su ahora diluido acento cockney con un estilo agradable aunque bastante más alejado del rap. Y es que han pasado cinco años de Kings & Queens y sobre todo siete desde su aclamado debut Panic Prevention. Jamie Treays ya no es un niño, y en Carry on the Grudge nos cuenta sus conflictos interiores en vez de mostrarnos los del resto de su ciudad. Cada uno debería saber hasta donde llegan sus límites, y así comienza (Limit lies) este nuevo pasaje, bordeándolo con una música sencilla y ordenada.

“It’s flooding over you now, keep your chin up,

I’m a hurricane.

Came through the thunder, to drag you under,

Make you take the blame.

Remember me forever, I’m the weather,

My tears are the rain.”

Si sigues paseando bajo la lluvia te encontrarás cara a cara con Don´t you find, su segundo corte, pero quizás tropieces con alguien más dentro de tu mente:

“Don´t you find, some of the time

There is always someone in your mind

That shouldn´t  be at all

In any place, or any kind”.

Acercándonos a la mitad del camino vamos divisando al Jamie más profundo y consciente del dolor que puede producir el amor, ya sea en su canción más pop Turn on the light:

“Good looking corpse hanging on t me tightly

bless this strip as it run right through me.”

 En más animadas como Zombie:

“Cause I’m a sad sad post teen

Caught up in the love machine

No dream, come clean

Walking like a zombie, like a Zombie”.

O en más intimistas como Mary Lee o sobre todo The prophet:

“I think she lost her looks to the beauty and terror

She says her friends are fucked and in the fairest of weather

She asked me is it painless am I humouring the brainless

Being young and drunk and all fucked up and being in entertainment

I don’t ask the questions I don’t write the rules

I’m up for suggestions I will follow you through

It can’t be any worse then what I’ve been up to.”

Cuando se avecina el final del álbum encuentras el corte –The rabbit hole– que más podría recordarte a Sheila o a muevetumiserableculo Salvador, pero aún así habría que poner mucho de tu imaginación para llegar ahí.

Para cerrar su tercer trabajo nos deja la canción más oscura –Peter– y tres de las más lentas que no rebajan la calidad musical y lírica de sus anteriores cortes, con los  títulos: Love is only a heartbeat away, Murder of crowds y They told me it rained.

No hay que esforzarse mucho para darse cuenta que Jamie nos muestra la evolución de un chico de la clase trabajadora que ya no tiene que pensar más en ganarse la vida y mostrar una empatía visceral con sus semejantes. Más influenciado por su habitación que por las calles del sucio Londres, en una clara tendencia al brit pop más acusado.  Pero si lo haces con tu propio estilo y voz tienes bastante ganado para empujar tu cambio a los mismo oídos que antes le veneraban por otros motivos que no están en este álbum.

Puntuación: 8

Compártelo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.