Modeselektion en Razzmatazz, Barcelona

Omar SouleymanNo nos cansaremos de agradecer a Gernot Bronsert y a Sebastian Szary –es decir, Modeselektor– por pensar en Barcelona a la hora de programar la mini gira de presentación del tercer volumen de la serie de mixes Modeselektion, Modeselektion Vol. 03. Tampoco nos cansaremos de agradecer a los buenos de Miles Away por haber hecho posible esta parada del dúo alemán en nuestra ciudad, porque con lo que vivimos el pasado domingo en Razzmatazz se podría escribir una página en el libro de los grandes éxitos de la sala.

Barcelona era la última ciudad del tour, y contaba con la participación (evidentemente) de Modeselektor, Nosaj Thing y L-Vis 1990, también presentes en las paradas previas de la gira. Sin embargo, los germanos tenían varias sorpresas preparadas para su visita a la ciudad condal: Akkord, Born in Flamez y el sirio Omar Souleyman.

Souleyman, uno de los platos fuertes de la noche, empezó rodeado de un halo de misterio, cantando tras bastidores los primeros minutos de su actuación y animando a un público que estaba deseoso por verle salir. Lo que vino después fue una auténtica fiesta. Poco importa que la mayoría de los presentes no entendiéramos ni una palabra de lo que el sirio decía, ya que todos hablábamos el lenguaje de la música, lenguaje en el que Souleyman sabe expresarse con fluidez. Y también sabe bailar y tocar las palmas de forma muy peculiar.

La propuesta de Nosaj Thing, que aúna ritmos tan dispares como el chillwave, el hip hop o el synth pop, se entregó también al house esta ocasión, poniendo a bailar a la muchachada a su antojo. Modeselektor, por su parte, tampoco podían (ni querían) quedarse atrás, ofreciendo un breve homenaje al recientemente desaparecido productor Mark Bell, pinchando Freak de LFO, además de hacer algún guiño a su proyecto paralelo Moderat (junto a su compatriota y amigo Apparat). Además, se mostraron en todo momento cómodos y visiblemente entusiasmados. La gente, encantada y con muchas ganas de repetirlo (yo me incluyo).

Ni siquiera los que subían a la terraza a fumar pudieron escapar de la música, ya que Born in Flamez ofreció un set ligeramente bailable que hizo más amena la para muchos necesaria pausa para el cigarro. Si es que a veces necesitamos solamente buena música, sin más aditivos, para pasárnoslo genial…

Foto: Beat Burguer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.