5 razones por las que Years & Years arrasarán durante este 2015

years-and-years

Se había filtrado hace un par de días, pero Years & Years tenían todas papeletas para hacerse con el BBC Sound of 2015, un premio que por mucha banda y artista emergente que tenga, y algunas con cierto aura indie, al final su objetivo es ensalzar a proyectos con potencial comercial (echad un ojo a los anteriores ganadores y finalistas y veréis). Y el trío lo tiene, a raudales, pero sin caer en nimiedades como Jessie J (¿en qué cabeza cabe dárselo?). Por ello aquí teneís cinco razones que lo constatan, además de la evidente, ganar un premio que ayudar a catapultar muchas carreras. Ah, y no dejéis de dar una escucha al resto de nominados, que no tienen desperdicio.

Cada single, un pepinazo bailable

Cuatro han sido los singles, Real, Take Shelter, Desire y King, y todos dejan bien patente su, por ahora, facilidad de fabricar temazos con madera de hit enfocado al baile, y seguro que no dejarán de incluirlos en su futuro primer disco (y bien que hacen). También ha trascendido caras b bastante notables como la balada Memo (quizás un poco Sam Smith, ganador de la pasada edición) o Traps, tema al que le falta por cincelar por ser su primer lanzamiento, pero que resulta altamente reivindicable (solo una idea: podían revisarlo para su debut). Y no hay que olvidar su potente colaboración con The Magician en Sunlight y con Tourist en Illumination. Vamos, que pleno.

Surfeando entre varios géneros

Y no salir escaldado. Tampoco es que cada tema de su padre y de su madre, el pop siempre aparece como denominador común, además de una producción enfocada a la electrónica sofisticada pero accesible sin dejar a un lado cierto carácter orgánico. Tenemos un poco todo lo que pueda contener el pop contemporáneo: el house de Desire, la balada r’n’b de Memo, el dance alternativo tipo Hot Chip de King, el eletro-reggeton en Take Shelter, la balada electrónica en You & I, etc. Cada tema es una historia distinta que forma parte de una misma esencia. Ideal para los que siempre sueltan el manido argumento de «todo suena igual».

Cantante y actor

Olly Alexander, líder de la banda, también ejerce como actor, y cuenta con una interesante carrera en su haber: en el cine actuó en Enter the Void, God Help the Girl o Grandes Esperanzas, y en tele, Skins o Penny Dreadful. Esto le ayuda a dar a conocer a su banda, y viceversa. Y ha mezclado muy bien ambas facetas contando con los actores Emily Browning (Take shelter) y Ben Whishaw (Real) para sus vídeos, lo que siempre resulta llamativo para un amante del séptimo arte (todo a un nivel más discreto que una Madonna estrenándose en el cine en Buscando a Susan Desesperadamente, obviamente), y cantando en la algo irregular pero encantadora película de Stuart Murdoch.

La voz de Olly

¿Cómo un chico que es tan poquita cosa puede hacer gala de un chorro de voz tan potente y pulido? Por si fuera poco, y sin variar demasiado de registro, el inglés es capaz de transmitir desde la sensualidad más exacerbada a la emoción más desnuda. No es menos cierto queen ocasiones tira de ciertos clichés vocales más propios de lo que suele coronar el Billboard Hot 100, y por ello su interpretación tiene el potencial de resultar atractiva a los gustos más comerciales. Sin embargo no apesta a triunfito del montón o similar, manteniendo así un pie en el mundo alternativo (salvo para los indies de vuelta de todo que odien a los cantantes que saben cantar).

Un directo equilibrado

A pesar de su alto componente electrónico, los directos de la banda no se basan en pulsar un par de botones y a correr, por lo que el temor de encontrarse con una propuesta enlatada desaparece, a lo que también ayuda el hecho que se acompañen de más músicos. Y de nuevo la voz de Olly sale a relucir, manteniendo la calidad del estudio pero sin resultar un corta y pega de los que no aportan ningún matiz (los que disfrutan solo cuando «suena como el disco» no deberían asistir jamás a un concierto). Solo nos podemos guiar por los vídeos, pero pinta muy pero que muy bien. Por ello su presencia en futuros festivales puede dar mucho juego (a ver si caen este año).

Compártelo:
Comments
  1. Anónimo

    Todos siguen sonando igual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.