Tame Impala se reafirman en su sonido con «It might be time»

Con el lanzamiento casi seguido de Patience y Borderline hace ya más de medio año, parecía que el nuevo disco de Tame Impala estaba al caer. Finalmente pasaron los meses y nada se supo, hasta que la semana pasada se anunció para 2020, el 14 de febrero, y con el nombre de Slow Rush.

El recibimiento de ambos singles resultó alto tibió (Patience no formará parte del tracklist), y quizás por ello, para su nuevo adelanto, It might be time, Kevin parker ha preferido reafirmarse en el rock psicodélico marca de la casa (aunque tampoco es que aquellos temas se alejasen demasiado de su estilo). Para bien o para mal, es Parker en estado puro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.