Grimes en 10 momentos WTF

Esta semana Grimes ha sido madre, y como no podía quedarse tranquila pariendo, que ya bastante es, ha decidido llamar a su pequeño como el que podría haber sido el nombre de su último disco o de un nuevo virus. Y es que de aquí a unos años la canadiense ha protagonizado momentos entre lo curioso, lo extraño o lo ridículo. Eso sí, nunca deja indiferente.

«Mi hijo es un cíborg«

Comenzamos por su último shock, claro. Que la relación entre famosos y los nombres de sus hijos siempre ha sido complicada es un hecho, con auténticos esperpentos dignos de denunciar a servicios sociales, pero Grimes se ha superado. Siguiendo la estela cyber de su última época, su hijo ha sido bautizado (no literalmente, en la iglesia sería atada a una estaca y le prenderían fuego) como X Æ A-12. Un nombre venido del futuro como la lejía e impronunciable. Si es para mantener el aura de distopía de su último disco, lo ha conseguido, así que coherente con su obra es un rato (pero no en su vida, como veremos más adelante). Por cierto, ha explicado el significado del nombre en su Twitter. Pues muy bien.

Formó parte del «feud» más surrealista de la pasada década

Mira que las redes sociales propiciaron maravillosos culebrones durate los 2010, pero nada como el que implicaba a ella, su marido y Azealia Banks. Se supone que la rapera se acercó a la casa que comparte la pareja para grabar una colaboración entre ambas, pero Grimes ni estaba ni daba señales de vida por el móvil y Banks decidió esperarla varios días ahí (lo normal, vamos). Durante ese tiempo además decidió enchufar el ventilador de la mierda apuntando directamente hacia Musk (y no a la canadiense, que fue la malqueda), llamándole racista, «trash ass beta male pig” (intraducible concepto), falso progresista, y sacando trapos sucios de sus negocios. Según Musk la vio de lejos, pero no mantuvo más contacto con ella durante su estancia. Después Banks se disculpó, a su manera, claro. En realidad el papel de Grimes en todo este embrollo fue de mera espectadora, y aunque no se pronunció acerca del asunto, dudamos que Banks se inventase tal colaboración, por lo que maleducada fue un rato. Si queréis más info sobre este lío, pinchad aquí.

Cuando desechó un disco entero por las razones equivocadas

Cuando todo el mundo alternativo estaba esperando al sucesor de Visions, va ella y lo tira a la basura. ¿Por qué? Pues porque el recibimiento de Go, su primer single, no fue el esperado, según ella. REALiTi tampoco es que supusiese un gran hit, y no influyó para nada a la hora de publicar Art Angels. Quizás sí que Go sonaba más comercial (supuestamente se la ofrecieron a Rihanna) y puede que el éxito no resultase el esperado y decidió que no merecía la pena seguir por esa senda. Al menos no borró la canción de la existencia, ya que es bastante temazo. Y tal y como es ella, podría haberlo hecho sin miramiento alguno.

El imposible matrimonio con Elon Musk

Ha llovido mucho desde que una joven Claire Boucher citaba a Stalin como inspiración. Ahora, casada con un magnate como Elon Musk, símbolo absoluto del liberalismo económico, y que aboga por semanas de 80 horas laborales o el desconfinamiento durante estos días, puede parecer que sus ideas hayan cambiado un poquito. Pues según una entrevista para Rolling Stone (que no está disponible online, pero fue ampliamente comentada en medios), ella lo ve perfectamente compatible, y sigue apoyando la igualdad de ingresos, pero puede hacer la excepción con su marido ya que trabaja como una mula para cambiar el futuro. Ella, poliédrica.

Gamer sin tapujos

A día de hoy (bueno, ni hoy ni nunca) esta pasión no debería considerarse WTF, pero en un mundo tan machista como el gamer, donde las mujeres todavía tienen que aguantar carros y carretas (e incels), Grimes no solo no lo esconde, sino que lo aplica a su arte (su último disco, según sus declaraciones, está fuertemente inspirando en la saga Dark Souls) o incluso se marca partidas online con Megan James de Purity Ring. Y es que aparte del mencionado machirulismo gamer, el mundo de las popstars es un poco como un instituto americano, y reconocer que te gustan los videojuegos se traduciría en suicidio social, y algunas quizás se contendrían a la hora de reconocerlo. Por suerte ella no es Britney o Ariana, y otra cosa no, pero cortarse no se corta un pelo. Así, en general.

Cuando criticó a SOPHIE por apropiación femenina y patinó

Hay que decir que ni ella fue la primera (The Fader ya publicó un artículo sobre ello), y que desconocía la identidad de SOPHIE, ya que la productora no era demasiado dada a mostrarse en público, pero Grimes metió la pata un poquito. En una entrevista para The Guardian la canadiense se explayó en la gente que odia (literalmente dijo «hay mucha gente que odio») y soltó que le parecía «muy jodido» que un productor tome un nombre artístico femenino cuando hay tantas productoras sin reconocimiento. Al momento reconoció que quizás no tendría que haber dicho eso y que le encantaba su música. Pero el daño ya estaba hecho. Tiempo después SOPHIE declaró que era mujer trans. Ouch.

Echa pestes de uno de los discos claves de la pasada década y se queda tan pancha

Art Angels, su trabajo más inspirado y una obra maestra del pop, y para nosotros el mejor de la década, lo considera una mancha en su carrera, literalmente un «pedazo de mierda». Y justo que lo consideremos una increíble pieza pop es lo que le repatea, ya que el público lo interpretó de manera errónea, cuando para ella se trataba más de explorar sus habilidades de producción a través de diferentes géneros. A día de hoy, y por lo indiferente que se muestra cuando habla sobre él, no parece que haya cambiado de opinión. Pues el día que pretenda crear un disco pop, vamos a flipar. O quizás no, y puede que cuando más triunfe sea cuando sus intenciones y resultados van por caminos separados.

Ojos que no ven (azul), corazón que no siente (pena)

O sea, te sometes a una intervención quirúrgica experimental en los ojos, ideada por ti misma y un colega, para eliminar de tu visión un color, en este caso el azul, y así evitar la depresión estacional. Fastuoso. De primeras ni sabíamos que esto fuera posible, y de segundas, en realidad aún lo ponemos en duda y puede que todo se trate de una gran broma para, de nuevo, mantenerse en línea con su última época distópica.

¿Feminista de quita y pon?

Grimes se ha autoproclama feminista, y no duda en expresarlo, como cuando la cagó con SOPHIE (al menos sus intenciones eran buenas). Sin embargo Poppy declaró que, durante su colaboración conjunta, esa imagen se vino abajo ya que sufrió bulling por parte de ella y su equipo para que no publicase el resultado. También contempló como supuestamente otras compositoras firmaban acuerdos de confidencialidad para participar y no aparecer en los créditos de las canciones. Grimes esta vez sí respondió, dando a entender que ella no quería formar parte del tema, sin especificar por qué, y que Poppy terminó publicándolo. Por supuesto nunca sabremos la verdad, pero si así fuese, aparte de perder cierta credibilidad como persona, perdería también como artista por erigirse de cara al público como única mente creativa de su proyecto, cuando supuestamente no es así.

Grimes es creativa, pero tú también puedes serlo con ella

No hay nada mejor que un artista que quiere participar de su creatividad contigo. Demuestra que a veces puede dejar parte de su ego a un lado y servir de catalizador del buen (o mal) hacer de sus fans. Hace poco más de un mes estrenó el vídeo de You’ll miss me when I’m not around, grabado con croma para que a quien le apetezca pueda reimaginar a Grimes en el mundo que más les plazca, desde Animal Crossing a una fantasía psicodélica.

Compártelo:
Tags:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.