La ciudad en los 70 era pura vida.