A falta de Justin, bueno es Patrick.