Octubre, el nuevo verano de los festivales