Todavía más pop, pero siempre trascendente.