Juvelen en sueco significa «joya», y además es el proyecto solista de Jonas Petterson, que para muchos es el Justin Timberlake sueco o la versión masculina de la otrora