Un directo de cuerpo, alma, voz y un punto de excentricidad