Hay más vida, aunque nos cueste asumirlo.