Hay cosas que cambian muy poco.