Adiós con el corazón a Megaafonía.