Ya tocaba echarse un baile.