Barcelona baila hacia atrás.