¿Nuevo fenómeno freak pop?