¿Otra petarda más?