Los djs fueron personalmente escogidos por el propio Olof Dreijer