Diez excusas para hacerlo, aunque no nos toque.