Porque cae muy bien, entre otras cosas.